Julian Sancha

Julián Sancha


Cádiz, 1988.

Julián Sancha es licenciado en Filología Hispánica. Trabaja como profesor de español en Universidade da Beira Interior (Portugal) y colabora esporádicamente con diferentes instituciones como corrector y asesor lingüístico. Retroalimenta profesión y obra en aras de una misma pasión que no puede dejar de cultivar: la literatura. Es autor de los relatos «Las agujas del reloj» (Antología A contrarreloj del II Premio Nacional de la Editorial Hipálage, 2008), «Desayuno de cuervos» (Antología Horror Hispano: Más Allá, 2010), «Me llamo Marcos y soy de Cádiz» (Antología Z 4. Zombimaquia, Dolmen, 2011), «El ermitaño y el dragón del Mar Negro» (Antología Mañana a la misma hora, El fantasma de los sueños, 2015), entre otros. Ha publicado el ensayo «Vendrá la muerte y tendrá tus ojos» con un accésit en el II Premio Internacional de las Editoriales Electrónicas (2009). En poesía, destacan sus poemas «Cuando yo y tú seamos» (Antología Poemas para un minuto del II Premio Nacional de la Editorial Hipálage, 2008), «No hace falta vestir de chaqueta para ser Dios» y «Solo se recuerda» (Antología Versos de Ediciones de Letras, 2015). Recibió una mención en el I Premio de Relatos Cortos Katharsis (2008) y resultó finalista en el IV Concurso de Relatos de Terror Aullidos (2009). Ha codirigido la revista digital de literatura pulp Los zombis no saben leer (2009-2013), y ha participado en la misma con algunos cuentos. Además, ha mantenido una tarea activa en distintos medios digitales sobre literatura o séptimo arte, tales como las revistas La biblioteca fosca y Prosofagia o las comunidades Ociojoven, Scifiworld y Ociozero.

http://www.obliviamare.es/

Obra inédita

Ficción, libro de relatos


Siluetas

Siluetas es un conjunto orgánico de historias, un cuadro pintado del revés donde el amor y la muerte, la sangre, los delirios y la imaginación componen alguna clase de épica. A veces, elementos cotidianos se transforman en algo mágico y la existencia, siempre sorprendente, nos aviva con la idea de un nuevo aroma, con algo fantástico que surge como lentamente por detrás de la puerta.

Estas pequeñas ficciones concentran y condensan una serie de terrores e imaginaciones que versan sobre la vida y la muerte sin dejar nunca claro el fin de la línea, que no es sino la interpretación última del lector que aguarda